¿ Sabías que...

…en el siglo IX ya existían los Centros de belleza?

Abu al-Hasan “Alî ibn Nâfi” más conocido como Ziryâb, entre otras muchas innovaciones , fundó en Córdoba una especie de instituto de belleza, al que iban las hispanomusulmanas cordobesas distinguidas para aprender el arte de maquillarse, y peinarse, a utilizar afeites, pastas depilatorias y pastas dentífricas con las que frotaban la dentadura con bastoncillos de palo.

Las mujeres de clase social alta dedicaban gran parte de su tiempo al aseo, cuidado y engalanamiento de su cuerpo, como pasatiempo a las largas horas que pasaban en las casas. Tenían en sus habitaciones tocadores abarrotados de frascos y estuches con ungüentos (para la piel) y lociones (aceites perfumados para el cabello), además de cepillos y peines de marfil. Se pintaban las uñas con alheña y mascaban goma perfumada para aromatizarse el aliento.