Al-Andalus. Ocho siglos de historia.

El término al-Andalus designa el territorio de la Península Ibérica que estuvo bajo dominio musulmán, entre el año 711 y el 1492. El espacio andalusí fue muy dinámico en todo momento. Sus fronteras estaban vivas. La conquista árabe de esta zona llegó hasta Poitiers (Francia), en el año 732. Sin embargo, poco a poco sus fronteras se fueron modificando y reduciéndose. En su etapa final, se vio limitada al reino nazarí de Granada, conquistado finalmente por los Reyes Católicos en 1492. 

Entrada al espacio de la historia de al-Andalus.

La historia de al-Andalus podría dividirse en cuatro períodos históricos:

Época omeya, del año 711 al 1031.
Época omeya (711-1031)

- Época omeya, del año 711 al 1031. Los Omeyas, con Abd al-Rahman I llegan procedentes de Damasco, e instalan su capital en Córdoba. Este período podría caracterizarse por la centralidad de su estado.

 

 

Reinos de Taifas, de 1031 a 1086.
Reinos de Taifas (1031-1086)

- Reinos de Taifas, de 1031 a 1086. Cuando la dinastía omeya cae, el territorio andalusí se divide en pequeños reinos. Fue uno de los momentos más espléndidos culturalmente.

Almorávides y almohades, de 1086 a 1232.
Almorávides y almohades (1086-1232)

- Almorávides y almohades, de 1086 a 1232. Ambas dinastías imperaban en Marruecos. Al-Andalus formó parte de una misma unidad política junto con el Norte de África.

Reino nazarí, de 1232 a 1492.
Reino nazarí (1232-1492)

- Reino nazarí, de 1232 a 1492. Fue el último territorio andalusí. Aunque sus fronteras fueron cambiando, grosso modo ocupó total o parcialmente las provincias actuales de Jaén, Málaga, Almería y Granada.