Rutas de la Ciencia y ciudades del saber

Vista del espacio dedicado a las Rutas de la Ciencia.


No se puede hablar de la ciencia en al-Andalus sin hablar del espacio al que pertenece, el mundo árabo-islámico. En un primer momento, la ciencia que hay en al-Andalus es la que llega de las principales ciudades del imperio islámico. Si una hubiera que destacar en esta primera etapa del Islam tal vez sería Bagdad, en donde el califa al-Ma'mun fundó en el siglo IX la Casa de la Sabiduría, un lugar en el que se tradujeron cientos de obras de la Antigüedad. Rápidamente se asimilaron los conocimientos helenísticos, sirícos, sánscritos y persas, pero el valor de la ciencia árabe no sólo consiste en su asimilación, sino en su desarrollo. 

Pero las rutas de la ciencia en las que participa nuestro espacio, al-Andalus, no son sólo las que proceden de Oriente y llegan a la Península Ibérica, sino también las que desde ésta se dirigen hacia el resto del territorio europeo. Al-Andalus juega un papel central en la transmisión del saber tanto en el espacio, de Oriente a Occidente, como en el tiempo, de la Antigüedad hacia la nueva etapa, el Renacimiento, que comienza en los mismos momentos en que acaba el último reino andalusí en la Península Ibérica, el reino nazarí de Granada.

Interactivo Ciudades del Saber.