Tecnología Hidráulica

Uno de los ámbitos en los que los árabes destacan con mayor esplendor es el campo de la hidráulica. Hay que considerar dónde surge la civilización islámica, en la Península Arábiga, en donde el agua era un bien muy preciado a la vez que escaso. Los árabes fueron grandes maestros en el uso del agua por las especiales características del clima de su tierra de origen. Retomaron la tradición hidráulica de las civilizaciones del Oriente Próximo y aportaron sus conocimientos en esta materia trasformando los usos del suelo mediante la creación de una compleja red hidráulica.

Vista parcial de la sala dedicada a la tecnología hidraúlica.
Vista parcial de la sala dedicada a la tecnología hidraúlica.

Así sucedió en al-Andalus, en donde adecuaron el espacio con nuevas zonas de cultivo, prepararon y establecieron la disposición de las nuevas tierras, y crearon nuevas técnicas de irrigación a través de una compleja ingeniería hidráulica que aún perdura, a pesar de que en determinados lugares se empieza a observar su desaparición.

Aun así, aún podemos ver en nuestro paisaje acequias, albercas, aljibes, norias y molinos andalusíes, o de tradición claramente andalusí.

Maqueta con un sistema hidráulico de tipo mixto. (La Malahá, Granada)
Maqueta con un sistema hidráulico de tipo mixto. (La Malahá, Granada)